Saltar al contenido
Apuestas Deportivas

Apuestas deportivas como inversión

¿Cómo ganar en apuestas deportivas? ¿Pueden las apuestas deportivas ser consideradas como una inversión seria? Aquí nuestra opinión.

Aunque hay diferentes tipos de activos financieros, vamos a poner como ejemplo el mercado de acciones para argumentar nuestras afirmaciones. Si inviertes en una cartera de acciones, ya sea por tu cuenta o a través de un fondo de inversión, la rentabilidad final dependerá de los siguientes factores:

1. Comportamiento del mercado en general. Es lo que se denomina beta. Si el mercado sube las probabilidades de que las acciones de la cartera suban es mayor y viceversa.

2. Comportamiento específico del valor en el que inviertes. Es lo que se denomina alpha. Hay acciones que lo pueden hacer mejor o peor que el mercado en función de muchas variables como la evolución del negocio de la compañía, la evolución del sector, operaciones corporativas, flujos de oferta y demanda por cuestiones varias de mercado, etc…

3. Las comisiones. Si gestionas tú mismo una cartera de acciones, incurrirás en una serie de gastos asociados como son las comisiones por la compra/venta de valores o la comisión de custodia. En el caso de un fondo de inversión debes pagar además una comisión anual cercana al 2% sobre el valor de tu cartera.

En los mercados financieros hay que tener en cuenta además que existen “inversores más cualificados” que tú, los algoritmos matemáticos, que lanzan sus órdenes al mercado. Son las ya famosas máquinas de trading, que cada vez gestionan más volumen. Se estima que un 75% del volumen negociado en las bolsas se debe a estos robots. Aunque los mercados financieros no son un juego de suma cero porque todo depende de su evolución, sí es cierto que estas máquinas inteligentes en media van a obtener mejores resultados que tú. Por otro lado, también hay que tener en cuenta que los grandes inversores tienen una información que tú no tienes y obviamente la utilizan en su beneficio. En su gran libro “Leones contra Gacelas”, uno de los mejores libros de inversión y trading que podéis leer, José Luis Cárpatos lo explica muy bien.

Hablemos ahora de las apuestas deportivas. En las apuestas no existe el componente mercado, no existe la beta, es todo alpha, ya sea porque tú seleccionas tus propias apuestas o porque sigues los picks de diferentes Tipsters, como por ejemplo Betsuite o TennisLive. Esto es positivo porque la rentabilidad que conseguirás depende de ti mismo, no de un mercado. Hay que tener en cuenta que no es nada fácil ganar en apuestas deportivas.

Por otro lado es cierto que las comisiones son muy superiores a las del mercado de acciones. Hablamos de las comisiones implícitas en las cuotas que nos cobra nuestra casa de apuestas. Cuando apostamos en un partido totalmente igualado a priori, cuyas cuotas son 1.83-1.83, la casa se lleva implícitamente un margen del 8.50%: 1-1/[(1/1.83) + (1/1.83)]. Con estos márgenes puedes ganar en 1, 5, 20 o incluso en 100 apuestas. Pero a largo plazo ni el mejor apostador del mundo es capaz de ganar dinero con estos márgenes. Es por tanto muy importante elegir las casas en las que se apuesta.

ganar en apuestas deportivas

Si en vez de apostar en bookies con cuota 1.83-1.83 lo hacemos en bookies con márgenes más bajos, por ejemplo 1.92-1.92, el margen de la casa se reduce al 4%. Esto hace que las probabilidades de que ganes dinero en periodos de tiempo cortos son más altas, aunque es cierto que a largo plazo ese 4% sigue siendo difícil de vencer.

Vamos a seguir mejorando… si ahora decidimos tener un abanico de diferentes casas en las que apostar y siempre lo hacemos en aquella que ofrece la cuota más alta, podremos ponerlo todo un poco menos en contra. Reducir márgenes equivale a incrementar nuestras probabilidades de éxito. Pero en general tenemos que tener claro que las comisiones en el mundo de las apuestas siempre pesarán más que en el mundo financiero.

Por otro lado, el mundo de las apuestas sí es un juego de suma cero. Lo que pierden la mayor parte de los apostantes (x) lo ganan las casas de apuestas (y) y un pequeño grupo de apostantes (z) entre los que todos queremos estar. x = y + z 

Para que ganes dinero a largo plazo y puedas por tanto estar en esa z es necesario ser muy bueno apostando o seguir los pronósticos de tipsters que son capaces de aportar valor de verdad a largo plazo con sus pronósticos. Además de esto deberás:

1. Tener un abanico de casas para apostar lo más amplio posible. De esta forma incrementarás tus cuotas medias. Si resides en España Bet365 debes tenerla sí o sí, aunque si ganas dinero antes o después te limitará, como hacen la gran mayoría de casas en España.

2.  (Para aquellos que puedan hacerlo) apostar en las casas internacionales con márgenes muy bajos (Pinnacle, asiáticas, Exchanges…). Por desgracia desde España sólo está Betfair Exchange, que aunque no tiene la liquidez de Betfair internacional y por tanto las cuotas son inferiores, sí puede ofrecer buenas cuotas en los mercados más líquidos y además no limita a ganadores, tema este muy importante. Betfair también debes tenerla sí o sí, aunque sólo te valdrá para mercados muy líquidos como las primeras divisiones de las mejores ligas de Fútbol. También la casa de apuestas española Kirolbet afirma que acepta a jugadores ganadores. Depende de los deportes y mercados en los que apuestes pero con Pinnacle, casas asiáticas y exchanges podemos llegar a reducir nuestro margen medio a a niveles cercanos al 2.0%. Con márgenes bajos ya nos podemos ir preparando para ganar dinero…

A nivel operativo es cierto que las apuestas requieren una dedicación casi exclusiva para aquellos que quieren tratarlas como una inversión seria, ya que es necesario realizar un número de apuestas diarias alto para poder obtener una rentabilidad razonable sin asumir un riesgo excesivo. Este es un handicap con respecto a un inversor en acciones, que no necesita estar comprando y vendiendo constantemente.

ganar en apuestas deportivas

Ganar en apuestas deportivas o no ganar

En resumen, aunque las probabilidades de ganar dinero son inferiores que en los mercados financieros debido a los márgenes de los bookies, tratar las apuestas como una inversión es posible si se cumplen ciertos requisitos. Por otro lado, los apostantes que más en serio se lo tomen pueden sacar rentabilidades muy superiores a las de los mercados financieros si realizan una gestión profesional.